martes, 23 de noviembre de 2010

FOBIA A VOLAR


TESTIMONIO: Juan, de 30 años de edad, tenía que coger un vuelo por motivos de trabajo dentro de una semana. No podía eludir el viaje como habitualmente hacía en este tipo de situaciones (siempre tenía la excusa perfecta para no volar y se había convertido en un experto de la red ferroviaria); cuando le comunicaron que debía desplazarse, empezó a sentir un malestar agudo e intenso con tan solo imaginarse la escena de vuelo. Anticipaba lo mal que lo pasaría hasta tal punto que se planteó dejar el trabajo. En su cabeza aparecía un sinfín de excusas que le permitirían evitar la situación, aunque sabía que esta vez, tenía que ir. Pasó toda la semana ansioso, y el día del vuelo manifestó claros síntomas de ansiedad tales como taquicardia, sudoración, palpitaciones, y miedo intenso a morir durante todo el vuelo. Se pasó todo el inicio del viaje hipervigilando cada cara, cada sonido, cada señal que le pudiera indicar catástrofe inminente. No paró de pedir gin tonics a la azafata, hasta que los efectos del alcohol suavizaron su experiencia. Cuando aterrizó, dio gracias a Dios y se juró que jamás volvería a volar… hasta la próxima vez que por trabajo no pudiera volver a eludir la situación.

El miedo a volar, es un tipo de fobia cada día más común en nuestra sociedad. No obstante, por exigencias laborales principalmente, cada vez es más creciente la necesidad de tener que coger un avión, con lo cual, evitar hacerlo, puede conllevar problemas.

Si bien es cierto que no tiene porqué haber un motivo real que provoque este miedo, el hecho de haber tenido una experiencia desagradable o traumática en un vuelo, puede actuar como desencadenante.

Las personas que tienen fobia a volar, manifiestan los síntomas típicos de la ansiedad. Tal ansiedad no se manifiesta solo durante el vuelo, sino que aparecen con antelación desde que la persona sabe que va a coger un vuelo, y en todas las situaciones relacionadas con el viaje. Todo ello incluye situaciones tales como la planificación del viaje, la preparación del equipaje, o de camino al aeropuerto, entre otros.

Dicha ansiedad es vivida de forma desagradable y condiciona negativamente el momento del vuelo. Durante el vuelo, las personas que padecen fobia a volar, pueden desarrollar crisis de ansiedad lo cual aumenta el temor a volar, lo que en muchos casos, provoca que no se quiera coger más un avión. No obstante, evitar estas situaciones, refuerza el miedo, con lo cual, juega un papel negativo en la superación del problema.

También es típico encontrar personas que, al no tener más remedio que volar, afrontan la situación tomando ciertas “medidas de seguridad”, tales como, la toma de ansiolíticos, relajantes tales como el alcohol, viajar acompañados, principalmente.

Si bien es cierto que determinadas fobias no condicionan la vida del paciente (fobia a las serpientes), en este caso, puede limitar bastante la funcionalidad y determinados aspectos vitales, ya no solo en el terreno profesional, sino personal (viajes, vacaciones, etc…).

Desde un punto de vista psicológico, es importante afrontar el miedo a volar, de una manera progresiva. Se deberá abordar bajo varios aspectos: técnicas de relajación, afrontamiento progresivo de toda la “situación vuelo”, control de los pensamientos distorsionados, y acompañamiento terapéutico en algún vuelo, como aspectos básicos a abordar.

Para ello, el mejor tratamiento, es la terapia cognitivo-conductual, la cual nos ayudará a aprender a controlar los síntomas, los pensamientos y a afrontar adecuadamente el miedo a volar, hasta que desaparezca y se pueda vivir la situación con naturalidad y percepción de control.


Nos interesan tus vivencias:
- ¿Tienes miedo a volar y/o conoces a alguien cercano con esta problemática?
- ¿El miedo a volar, condiciona tu vida de alguna manera?
- ¿Has intentado afrontarlo de alguna forma en particular?



Para más información:
CENTRO ITAE
902 100 006
info@centreitae.com
www.centreitae.com

2 comentarios:

  1. Gracias por un artículo tan interesante y de facil lectura.
    A mi me ha servido mucho.

    LES ANIMO A CONTINUAR ESCRIBIENDO. ¡GRACIAS!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias, Marcos!

    No dudes que trasladamos tu mensaje a todo el equipo que hace posible este blog.

    Estamos a tu entera disposición.

    EQUIPO ITAE
    T 902 100 006
    E info@centreitae.com
    W www.centreitae.com

    ResponderEliminar