lunes, 3 de diciembre de 2012

Amistades tóxicas


La amistad es un afecto recíproco entre dos personas que no pertenecen a la misma familia; los verdaderos amigos no se juzgan y permanecen a través del tiempo. La amistad es confianza, honradez, complicidad, saber aceptar los defectos y cualidades de la otra persona, saber escuchar, encontrar soluciones en caso de dificultades, saber a quién confiar ciertas cosas de nuestras vidas... es una comprensión sin necesidad de hablar, es poder compartir las alegrías, las penas, las lágrimas, los pequeños finales de felicidades, las dudas…sin sentirse ni juzgado ni envidiado.

Una amistad tóxica es aquella que sencillamente no sólo no aporta nada positivo sino que invariablemente genera malestar; este malestar a veces es evidente y a veces es sutil, aunque de una manera u otra, va minando a la persona; como hemos indicado, una amistad debería generar bienestar, buenos momentos, confianza, apoyo mutuo, alegrías compartidas…entonces, ¿qué pasa cuando tenemos a un supuesto amigo o amiga que siempre, al verlo/a o después de verlo/a, nos hace sentir mal –y no sabemos demasiado bien porqué-? ¿Qué caracteriza a una amistad tóxica? En apariencia, estas personas fingen ser tus amigas y son aparentemente inofensivas; una amistad tóxica es aquella que, desde la hipocresía, pone buena cara por delante y critica hasta la saciedad a todo el mundo por detrás (incluyéndote a tí!). Es aquella que se alegra internamente de tus fracasos (y le cuesta ocultarlo!) y minimiza todo lo posible tus logros (que le dan rabia o envidia y los ve como amenazas). Por el contrario, cuando es el o ella el que ha conseguido logros, se encarga concienzudamente de que todo el mundo lo sepa y lo valore…y si no es así, lo reclama! Cuando pases por momentos difíciles apenas notarás que está, y en los momentos felices sólo se hará ver si es en público y puede hacer algún “mérito” ante los demás…jamás te ensalzará en público ni te hará cumplidos, y si lo hace será para perseguir algún fin personal concreto. Una persona tóxica también manifestará una manera rígida de ver las cosas. El control y la razón por encima de todo, tendrá la verdad absoluta: jamás te reconocerá que pueda estar equivocada y tendrá la habilidad de “girar la tortilla” para que seas tu el que ha errado y sea él o ella el damnificado.

Desde la perspectiva tóxica, si tu estima o valor baja, su valor o estima sube. No te ates a quien no se alegre de tus éxitos: por suerte, los amigos se escogen.

Acudiendo a la clasificación de personas tóxicas que hace Stamateas en su libro “Personas Tóxicas”, os hacemos un resumen para que podáis identificar a las personas tóxicas de vuestra vida:
  • El meteculpas: Hacen que te sientas culpable, inadecuado, con el objetivo oculto de pasarte la responsabilidad sobre lo que ha pasado y no reconocer sus posibles errores. Este tipo de gente tóxica siempre traslada un mensaje: "Tú me haces ser así", “hay otras maneras de hacer las cosas”.
  • Envidioso: Siempre trata de buscar aliados criticando en abierto a los demás. Tiende a criticar cosas que desde su perspectiva tóxica, amenazan su bienestar. Hablará con otros para envenenarlos porque su objetivo es boicotear cada uno de tus proyectos.
  • Descalificador: Su objetivo es controlar tu autoestima, hacerte sentir poca cosa ante los demás para que él o ella pueda brillar y ser el centro de atención. Ser el centro de atención forma parte habitual de su funcionamiento.
  • Agresivo verbal: Los gritos, las contestaciones agresivas y fuera de lugar son sus armas para hacer a la otra persona sentirse incapaz, débil e insegura. Su objetivo es despertar miedo a su alrededor para ser respetado.
  • El psicópata: Muestran una imagen que no se corresponde con su interior. Son tus 'amigos' mientras les sirves para conseguir sus propósitos. Una vez alcanzados te desechan y si no te tratan como a un desconocido, te mantienen en su lista de “amistades” con algún fin personal, como por ejemplo aparentar vida social y popularidad. Siempre se ofenden por todo y hablan mal de todo el mundo. Son resentidos y amargados, y nadie puede sugerirles nada. Se muestran incapaces de detectar el sufrimiento humano, carecen de una empatía mínima.
  • El chismoso: Este tipo de persona difunde rumores de manera constante para menoscabar tu imagen. Los rumores tienden a simplificarse en una única idea para hacerla asimilable por la masa. Busca notoriedad y hacer aliados.
  • El quejoso: Se lamenta todo el tiempo: "Su discurso le ata más al pasado y a la dificultad". Es dependiente y espera a que el otro resuelva sus problemas. Tiene una mente cerrada, duda de todo y no tienen metas. El quejoso es tóxico para sí mismo y para los demás.
La vida es demasiado corta para malgastar tiempo en personas que te hacen sentir mal. Dedica tu tiempo y tus esfuerzos a las personas que valgan la pena, que te aporten algo y a los que puedas aportar y que hagan que tu vida sea mejor.
Cuéntanos:

  • ¿Sospechas que alguna de tus amistades sea tóxica?
  • ¿Qué te lo hace pensar?
  • ¿Dejaste atrás alguna amistad tóxica?


Para más información: CENTRO ITAE 
T 902 100 006 
E info@centreitae.com
W http://www.centreitae.com

3 comentarios:

  1. Yo tuve un amigo que ahora veo que era tóxico y lo dejé de ver gradualmente porque no paraba de aprovecharse de mi, me daba la sensación que sólo me quería por el puesto de trabajo que tengo y usaba nustra relación para beneficiar su propio trabajo, hasta que me harté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, gracias por compartir tu opinión. En efecto, sentir que tu amigo se aprovecha de ti con frecuencia y hace conductas interesadas con un fin orientado a su trabajo, parece como bien dices, ser representativo de un nivel elevado de toxicidad.

      Eliminar
  2. Hola, en alusión a Jorge. Yo pasé por un caso similar. No paran de aprovecharte de ti en el sentido de beneficiarse en el trabajo para ofrecer sus negocios a tus amigos o familiares; o los favores que se les antojen.Y a la hora que les necesitas para salir o despejarte nada de nada. Encima tienen la desfachatez de quejarse de porque no tiene amigos. Yo le dejé de ver gradualmente y le dejé perlas como "LA AMISTAD NO ES NEGOCIO".

    ResponderEliminar