martes, 6 de octubre de 2015

''Pan'', Peter pan y su Síndrome

Como ya sabréis este viernes se estrena la película ''Pan'', dirigida por Joe Wright e interpretada por Hugh Jackman, Garrett Hedlund, Rooney Mara y Levi Miller. En este caso se trata de una precuela del conocido cuento de J. M. Barrie, es decir, explicara el origen del personaje del relato original.


Pero cuando hablamos de Peter Pan no podemos remediar pensar en el socialmente extendido Síndrome de Peter Pan, este Síndrome descrito por primera vez por Dr. Dan Kiley en su libro ''The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up '' no esta recogido como diagnostico Psiquiátrico, pero si es cierto que existe, y aunque pensemos que puede ser divertido tener al lado a alguien infantil y juvenil, no solo se trata de eso.


Entonces, ¿Que es el Síndrome de Peter Pan?


El Síndrome de Peter Pan se refiere a cierta manifestación de personalidad de algunos adultos que se comportan como niños o adolescentes sin ser capaces de tomar la responsabilidad de sus actos y la vida adulta. Se niegan a crecer, son característicamente inmaduros emocionalmente con una fuerte inseguridad y un gran temor a no ser queridos y aceptados por lo demás. Es más frecuente en varones que en mujeres.


Se caracteriza por:
  • Comportarse como niños pequeños cuando su edad real es considerada la de un adulto (superior a los 30).
  • Se siente muy atraído por la juventud (idealiza la infancia y la adolescencia).
  • Miedo a la soledad.
  • Mucha inseguridad y baja autoestima.
  • Tiene necesidad de la atención de quien le rodea.
  • Su actitud se centra en recibir, pedir y criticar con poca tolerancia a la frustración.
  • Centrado en sí mismo y en sus problemas, sin preocuparse por quien le rodea.
  • Siente insatisfacción constante con lo que tiene, desea tenerlo todo sin ningún esfuerzo.
  • Considera el compromiso como un obstáculo a la libertad.
  • No se responsabiliza de sus actos y culpa a los demás por lo que no le va bien.
  • Mienten o se esconden detrás de excusas.

Aunque Peter Pan pueda vivir en el País de Nunca Jamas feliz con los niños perdidos haciendo enfadar al Capitán Garfio, las personas que lo imitan no. El síndrome de Peter Pan comporta importantes problemas emocionales y conductuales. A nivel emocional son frecuentes problemas de ansiedad elevada y de tristeza, pudiendo llegar a desembocar en una depresión, por eso es importante tratarlo. Por otro lado, la persona se siente poco realizada con su vida ya que el no asume responsabilidades, lo que le veta el placer de disfrutar de los retos, y que sin ninguna duda repercute en sus niveles de autoestima.


El síndrome de Peter Pan puede ser consecuencia de múltiples factores:

  • Rasgos de personalidad, sobretodo caracterizado por rasgos de personalidad dependientes o evitativos.
  • Patrones educativos, sobretodo si ha sido demasiada permisiva.
  • Estilo de afrontamiento de los problemas


Pero por lo que parece, el más importante tiene que ver con la infancia, es decir, un desajuste es la historia vital de la propia infancia, puede ser por:


  • Una infancia excesivamente feliz que el paciente puede llegar a idealizar, es decir, busca perpetuar e inmortalizar momentos felices viviendo en infancia constante que se niega a superar.
  • Una infancia completamente infeliz o carente de afecto. Donde la función del síndrome es recuperar la infancia robada, mediante la libertad que otorga el ser adulto, es decir, recuperar el tiempo perdido.


El tratamiento del Síndrome de Peter Pan se centra en tres grandes fases:
  • Asumir que no podemos vivir sin asumir responsabilidades, debe aceptar que es un problema que le causa malestar a el y a su entorno.
  • Aprender a adquirir responsabilidades cotidianas y a vivir como una adulto. A través del aprendizaje de estrategias para el proceso de toma de decisiones y resolución de problemas.
  • Enseñar el manejo sus pensamientos, haciéndole cambiar su forma de interpretar la realidad, evitando las recreaciones en sus emociones en lugar de resolver las cuestiones que le causan malestar.

Todo esto ayudará al paciente a asumir que él es responsable de sus propios actos y emociones, aumentando su tolerancia a la frustración e incrementando su nivel de autoestima de forma progresiva. Igualmente, es recomendable una implicación del entorno directo del paciente: Familiares, parejas y amigos pueden ser de gran ayuda si se mantienen firmes en las indicaciones respecto a no seguirle su ritmo infantil, no responder ante sus exigencias ni su manipulación, indicarle las conductas inapropiadas y las alternativas que hay.


Igual que existe el Síndrome de Peter Pan también se puede padecer el Síndrome o dilema de Wendy, el cual se refiere a la necesidad de satisfacer y colmar de deseos a otra persona, normalmente ha alguien con Síndrome de Peter Pan, dejando los propios en un segundo plano, se siente imprescindible, tiene la necesidad imperiosa de cuidar del otro como si fuera un niño, considera que el amor o las relaciones son solo sacrificio y resignación, no soporta que se enfaden con el y se convierte en un padre o madre en la relación de pareja, etc. Es conveniente que también se trate y que asuma que no debe de tratar a nadie como un niño, ni responsabilizarse de nadie que no sea un menor.


Crecer como persona forma parte del desarrollo natural de los seres humano, esto no significa que sea sencillo. Ser adulto significa decidir crecer, adoptar valores y objetivos en la vida. Renunciar a algunas cosas para conseguir ese objetivo, responsabilizarse de los propios errores y tolerar la frustración día a día. Madurar no significa perder el niño que llevamos dentro sino lograr mantener un equilibrio entre ambas partes de la persona, el adulto y el niño interior.


¿Conoces a alguien que se comporte como Peter Pan? ¿Te consideras una persona inmadura? ¿Cuidas de alguien que crees que ya es adulto para tenerlo que tratar como un niño? ¿a veces crees que eres mas una Madre o un Padre para tu pareja?



CENTRE ITAE



Via Augusta, 291 baixos 
08017, Barcelona 93.206.51.51
www.centreitae.com
info@centreitae.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario