viernes, 25 de mayo de 2012

La desconfianza en la pareja


La falta de confianza en una relación de pareja puede aparecer por diversos motivos. La desconfianza provoca que se piense mal hacia la pareja y esto puede ser consecuencia de diversas cuestiones, puede ser que su pareja le haya confesado una infidelidad en un momento de la relación o bien que haya habido un periodo de separación temporal entre vosotros y que durante este tiempo habéis tenido la oportunidad de mantener relaciones con otras personas. En estos casos existe una pérdida de confianza hacia la pareja, hecho que provoca que la pareja necesite perdonar lo sucedido y volver a construir la confidencia perdida en la pareja, probablemente resolviendo los problemas internos de la relación que llevaron a que esto sucediera.
Sin embargo, existen otras personas que ya desde el inicio de la relación, dudan de sus parejas, sin ningún motivo aparente. Esta desconfianza es la que trataremos en el artículo.

Este es el caso de Carlos, que acudió a nuestro centro porque no podía evitar sentir desconfianza hacia su pareja aunque en el fondo sabía que podía confiar en ella. Carlos llevaba seis años con Verónica, y al principio no creía que la relación sería estable, pensaba que sería un “amor de verano”. Pero poco a poco, iba pasando el tiempo y la relación se iba afianzando, sin embargo, él no podía evitar desconfiar de ella, pues le costaba comprometerse con alguien. Cuando salía con sus amigas, le hacía un interrogatorio sobre como había ido e incluso le miraba el móvil para comprobar si era cierto lo que ella le decía, y a pesar de ello, no lograba creerse lo que oía. De este modo, cada vez necesitaba tener más pruebas para tener la certeza absoluta de que era sincera con él, no sólo cuando salía, sino también había llegado a dudar, por ejemplo, cuando le decía que iba de compras y no compraba nada fuera cierto que había ido a comprar, o cuando volvía tarde del trabajo, no se creía que era porque la reunión había durado más de lo habitual. El control llegó a tal punto que Verónica le planteó un ultimátum, o ponía remedio a la situación o se separaba. Entonces, Carlos se dio cuenta de que no la quería perder, que en el fondo temía tanto quedarse solo, que necesitaba tener el control absoluto en todo lo que pasaba alrededor de la vida Verónica.

Como vemos en el caso de Carlos, la confianza es un pilar fundamental de la vida de la pareja. Sin confianza, no se puede establecer una relación de intimidad real con la otra persona. Cuando una persona desconfía de su pareja, tiende a preocuparse por dudas no justificadas acerca de la lealtad o la fidelidad de ésta, de tal modo que va a intentar buscar pruebas de sus sospechas. Como consecuencia, se entra en el siguiente círculo vicioso: 

La desconfianza puede provocar importantes dificultades en la relación de pareja, puesto que debilita el apoyo, la comunicación y el compromiso de la relación.

¿Cuál es la causa?
Si bien es difícil encontrar una causa común a todas las personas que desconfían de sus parejas, algo que sí está presente en todas ellas es la Inseguridad y la Baja Autoestima.
Para buscar la causa mantenedora de este tipo de desconfianza, más que mirar al otro miembro de la pareja, debemos cambiar el foco de atención hacia uno mismo. Tras la falta de confianza, se esconde un bajo autoconcepto de uno mismo y una baja autoimagen. La persona teme que la pareja pueda sentirse atraído por otra persona más atractiva o más inteligente, infravalorando sus potencialidades y viéndose a si mismo poco importante e inferior al resto. La baja autoestima va unida con el miedo al abandono y a la soledad, hecho que hace establecer relaciones de dependencia y conductas control hacia la pareja, para asegurarse que no se rompa la relación.

Estrategias para evitar la desconfianza:
  • A nivel de pareja: es vital la comunicación, fomentando la intimidad basada en la sinceridad mútua.
  • A nivel individual:

    • Dejar de buscar pruebas. A corto plazo disminuyen la duda, pero a largo plazo mantienen la desconfianza.
    • Centrarse en lo que verdaderamente está sucediendo en lugar de estar pendiente a las preocupaciones.
    • Dedicar tiempo a hacer actividades individuales fuera de la pareja y compartir luego con la pareja cómo han ido.
    • Organizar actividades de pareja que sean divertidas, y que lleven a generar mayor espacio de intimidad.
    • Valorar los aspectos positivos de uno mismo y reforzarlos.
    • Sacar partido a las fortalezas que uno tiene.
 Si a pesar de ello la desconfianza sigue haciendo mella en tu relación, te recomendamos que consultes con un especialista quien de manera individual te ayudará a superar tu problema. Los tratamientos cognitivo-conductuales son el tratamiento de elección para estos problemas.

Cuéntanos…
  • ¿Alguna vez has sentido que desconfiabas de tu pareja sin pruebas de ello?
  • ¿Crees que la confianza es un ingrediente indispensable para que la pareja funcione?
  • ¿En algún momento has perdido la confianza hacia tu pareja y no has logrado recuperarla?

Para más información: CENTRO ITAE 
T 902 100 006 
E info@centreitae.com
W http://www.centreitae.com/

1 comentario:

  1. mi ex esposo me fue infiel por muuuchos años, desde la primera vez que lo supe el fingió arrepentimiento que yo empece a creerle, pero dos años despues me entero que seguia teniendo contacto con su amante y me volvio a decir lo mismo, que era un error, que no se iba a repetir y bla bla bla bla y yo empece a salir con amigos y amigas en grupo y a partir de ahi no deja de tratarme como si yo fuera la zorra y como si todo lo que yo hago es malo, razon por la que decidi mejor divorciarme, pues encima de que no hizo nada por ayudarme a confiar en él, el perdió la confianza en mi de la NADA!!! y aun divorciados me ha llegado a celar y decirle a mis hijos que tengo novio y mis propios hijos le dicen que eso no es verdad. Mis hijos conocen a todos mis amigos, sus esposas, sus hijos. No quiero que mis hijos tengan el mismo problema de su padre en un futuro.

    ResponderEliminar